Herb

1836 

Arrocería

azulejo antiguo valenciano en arrocería
paella de mariscos en restaurante de valencia
plato entrante en restaurante de valenci
alquería donde se ubica la mejor arrocer

“El espectáculo de lo bello, en cualquier forma en que se presente, levanta la mente a nobles aspiraciones” G.A. Bécquer

foto familiar en alquería de la huerta de valencia
Romero
estilo de vida de antepasados en valencia
antepasados disfrutando de una paella valenciana en familia
Rebanada de limón

La mejor arrocería de Valencia

Se llama 1836. "La belleza de un buen arroz"

Una cifra con mucha historia, el reflejo de un entorno único en el que dejarse llevar por el paladar, degustando los mejores sabores de la huerta valenciana.

 

1836 no es solo una fecha, 1836 es sinónimo de una tradición heredada que ahora reabre sus puertas transformada en una arrocería única e indispensable.

 

1836, es el año en el que se colocó la primera piedra para la construcción de esta alquería, en un enclave espectacular rodeado de jardines y peculiares ornamentaciones, entre ellas los numerosos azulejos valencianos presentes en gran parte de este edificio y que también forman parte de la enseña principal de 1836.

 

Una construcción que combina las líneas de las Villas Paladianas típicas del Véneto y la Toscana italiana con las de las construcciones identificativas del Hort valenciano.

 

Esa mezcla tan auténtica llevada a la mesa es 1836. Una arrocería en la que, aparte de disfrutar de los mejores arroces de Valencia, te sumergirá en un viaje por los cinco sentidos.

Pero 1836 no solo es el año de construcción de nuestra alquería. 1836 es el año en el que nació el poeta Gustavo Adolfo Bécquer, emblema del Romanticismo y uno de los grandes escritores de nuestra historia. Entre Rimas y Leyendas, Bécquer mostró al mundo el talento y la sensibilidad y como él, 1836 quiere convertirse en un lugar emblemático donde degustar el mejor arroz de la ciudad de Valencia. La mezcla perfecta entre la esencia valenciana, el homenaje a las raíces y la tradición. “Es un sueño la vida” dijo Bécquer aunque el verdadero sueño tiene un nombre: 1836.

“Es un sueño la vida” Bécquer.

Una fecha, un carácter único

Estamos seguros que 1836 se convertirá en un imprescindible cuando pruebes sus platos, entonces decir que es la mejor arrocería de Valencia se quedará corto. No solo sus arroces conquistarán tu paladar, sino también sus entrantes y postres, basados en el producto de nuestra tierra, en el que se entremezclan la tradición y la vanguardia para que el festival de sabores sea interminable. Ese es uno de nuestros grandes secretos, honrar el presente sin olvidar el pasado y mirar al futuro con ganas de innovar y sorprender al comensal.

 

En 1836 creemos que Valencia tiene un carácter único, su huerta y su producto la convierten en una de las ciudades de nuestro país donde comer se convierte en toda una experiencia. Un paseo por el sentido del gusto que maridaremos con una extensa carta de vinos que combina propuestas originales y de calidad.

 

El paladar es nuestro punto fuerte pero no es el único. 1836 también te hará pasear por sus jardines, recibiendo el perfume de sus flores y el aroma de sus arroces mientras notarás como los rayos de sol se reflejan en tu rostro. Aquí podréis oír los silbidos y trinos de los pájaros y la brisa que, tímida, recorre todo el recinto. Un entorno visual increíble, en el que contemplar sus árboles, que cobijan este edificio del siglo XIX. Una experiencia que se completará con el sentido del tacto al viajar entre la sutileza de los jardines y la contundencia de la regia piedra que conforma los muros de este edificio histórico.

cocinero cortando productos locales de la huerta de valencia
paella valenciana de arroz negro servida en restaurante de valencia
degustación de ostras y mariscos en arrocería de la huerta valenciana
paella de secreto ibérico y boletus en restaurante valenciano
Shrimp

Una experiencia gastronómica

En 1836 queremos que tu visita sea algo más que una experiencia gastronómica. Aparte de ser una sublime arrocería en la ciudad de Valencia, se convertirá en un lugar donde pasar la tarde con tu gente hasta que el atardecer nos marque la dulce despedida. Hasta ese momento, la comida dará paso al jardín, en el que nuestra zona chill out servirá para relajaros y seguir compartiendo vivencias con los tuyos. 

 

Nuestro anhelo es que venir a 1836 sea quedarte hasta que el sol se esconda y para conseguirlo, contamos con un personal amplio y cualificado. Grandes cocineros que saben tratar el producto autóctono como nadie, maestros arroceros que se adueñarán de tus sentidos y un servicio atento y eficaz  tanto en sala como en mesa. Todos ellos dispuestos a hacer de 1836 un lugar al que siempre querrás volver. Por algo somos la mejor arrocería de Valencia.